Beneficios del Karatedo - Shito Ryu Argentina Karatedo Kai - 糸東流アルゼンチン空手道会

Vaya al Contenido

Menu Principal

Beneficios del Karatedo

 




Contrariamente a lo que mucha gente piensa el Karatedo es para  todas las personas y su verdadera esencia no es la agresión, como toda cosa en el universo que puede ser bueno o malo según se lo enseñe y utilice. Por ello, bien orientado, el Karatedo conlleva un espíritu apacible pero dispuesto a defenderse, sensible pero fuerte y con la templanza necesaria para auto disciplinarse y realzar las propias virtudes.



Algunos aspectos destacados son:

Salud y estado físico general: El Karate mejora la flexibilidad, fuerza, coordinación, y la resistencia de un individuo. Los golpes de Karate, empujones, patadas, bloqueos, barridos, etc. Tonifica todo el cuerpo en un entrenamiento explosivo y dinámico.

Reducción de estrés: Además de los beneficios de reducir el estrés de cualquier actividad física, el Karate también mejora la concentración y el conocimiento de las actitudes mentales que pueden causar estrés.

Confianza en sí mismo: Si bien todas las actividades físicas mejora la sensación de bienestar, El Karate Tradicional pone especial énfasis en la formación del carácter, y se centra en el aumento de confianza en sí mismo, la conciencia y perseverancia a través de repetidos ejercicios físicos y mentales.

Autodefensa: Karate tradicional es el mejor arte marcial para la autodefensa ya que se centra en las habilidades de defensa real en lugar de las técnicas deportivas orientadas a que se encuentran para ser poco práctico e ineficaz en situaciones reales de combate.

 Los beneficios físicos incluyen:
   El ejercicio cardiovascular
   Coordinación
   Flexibilidad
   Defensa propia
   La actividad aeróbica para aliviar el estrés
   Desarrollar reflejos más rápidos y explosividad pliométrica

   Los Beneficios de habito incluyen:

   Autodisciplina
   Perseverancia
   Humildad
   Responsabilidad
   Amor propio
   Confianza en sí mismo
   Conciencia
   Practicidad en el juicio

LOS NIÑOS

A partir de los seis años de edad las enseñanzas en todos aspecto se fortalecen para inculcarles y reforzarle valores como el respeto, la lealtad y el sacrificio, adaptándose criteriosamente las enseñanzas al nivel Psicológico de cada uno, con el objeto de no alterar  su normal proceso madurativo.
El juego y la seriedad deben ser alternados y combinados para hacer de la actividad una de las mejores maneras de realizar una acción Educativa y permitir el desarrollo del niño en su aspecto integral dándole los
siguientes parámetros:






Autocontrol                                                                   Auto confianza
Ser correcto                                                                   Ser leal
Ser puntual                                                                    Respetar a los demás
Disciplina (en todo aspecto)                                         No ser agresivo.




LOS ADULTOS


En el Karatedo muchos de los objetivos y metas de un practicante deben plantearse tomando en cuenta las capacidades y limitaciones individuales
que estos puedan tener, de esta manera  los desafíos, las exigencias y los logros son personales y cada uno podrá poner el máximo de sus esfuerzos
para lograr un 100% de rendimiento y no en comparación con otro Practicante.






LAS MUJERES




La práctica del Karatedo entre las mujeres no es un fenómeno moderno. A pesar de mantenerse la tradicional posición de inferioridad social de la mujer con respecto al hombre en el Japón de principios del siglo XX, época de los inicios del Karate, muchos maestros se manifestaron a favor de que practicaran:

“La práctica del Karate no discrimina entre hombres, mujeres, ancianos o niños. Fuertes o débiles, todos pueden practicar seleccionando las técnicas y “formas” apropiadas a su condición física”.

Maestro Chojun Miyagi , “Karate-do Gaisetsu”, 1936

La defensa personal para mujeres, de alguna forma da la impresión de dureza y masculinidad, y ello, desafortunadamente tiende a crear malentendidos entre el público en general, que piensa que la practica del karate puede llevar a  la mujer a la pérdida de su gracia natural, lo cual no es en absoluto cierto. Mente sana en cuerpo sano es un dicho aplicable no solo a los hombres , sino también a las mujeres.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal